Datos personales

SEVILLA, Spain
DOCTORA EN FISIOTERAPIA. UNIVERSIDAD DE SEVILLA.

jueves, 10 de octubre de 2013

¿FUSIÓN DE LOS HOSPITALES "VÍRGEN MACARENA" Y "VÍRGEN DEL ROCÍO? ¿Bueno para la Fisioterapia?

Aunque ya se ha producido incluso el cambio de Consejera, parece que la fusión entre los Hospitales "Vírgen Macarena" y "Virgen del Rocío" sigue su marcha. Comparto con vosotros esta entrada que escribí este verano y que, en fin, igual es bueno recordar. 



En los últimos meses de este año 2013 se está hablando en los medios de comunicación, en muchos foros sanitarios, sociales y comunitarios del proyecto de fusión de los Hospitales Universitarios “Vírgen Macarena” y “Vírgen del Rocío” de Sevilla (en adelante, HUVM y HUVR). Un proyecto que, en realidad, ya no parece ser tal, es decir, que no está “en proyecto”, sino que ya se está llevando a cabo, afectando principalmente a los órganos de gestión de ambos hospitales.
Sin embargo, desde la Consejería no se habla de proyecto de fusión sino de, en palabras de la Consejera Mª Jesús Montero a EFE, "convergencia voluntaria de las unidades que, probablemente, se vea favorecida por el hecho de tener una gerencia única".
Los argumentos que se manejan para justificar esta fusión se basan en   “sumar y aunar los recursos que están actualmente funcionando en ambos centros, al objeto de que la tecnología que hay en ambos hospitales se pueda compartir entre todas las unidades" y "se evita que, porque un hospital no tenga una tecnología concreta, sus pacientes se puedan ver perjudicados". Del mismo modo, la Consejera ha asegurado que con esta nueva forma de trabajar "se permite ordenar mejor dentro de la ciudad las listas de espera, de manera que las personas que estén esperando, lo mismo le da que puedan ser intervenidas en un centro que otro". Además, también se habla de estrategias vinculadas con la investigación, considerando, en palabras de Montero que "nuestro proyecto de planificación sanitaria siempre ha ido en la dirección de grandes centros de investigación, de referencia y que estén acreditados para prácticamente realizar todo tipo de procesos sanitarios".
Sea como fuere, ha insistido en que "no hay un proceso de fusión", ni "una fecha de calendario", sino una "convergencia voluntaria de las unidades que, probablemente, se vea favorecida por el hecho de tener una gerencia única". Desde luego, ese adverbio, “probablemente”, es clave, porque indica que no hay estudios claros sobre el impacto de este tipo de medidas en la Sanidad Pública Andaluza, ni en sus profesionales ni sobre los usuarios y sus procesos de salud/enfermedad.
Así, está ya bastante claro que, además de fusionar servicios de gerencia que afectarían en un primer momento a la Dirección de Gerencia, habrá unidades que se vean afectadas por esa convergencia voluntaria. Dentro de esas unidades encontramos los servicios de Neurociencias, Cardiología, Cirugía Pediátrica, Cirugía Maxilofacial, Radiofísica, Rehabilitación y Fisioterapia y Oncología Pediátrica, que ya se han fusionado o han iniciado este proceso, hasta el punto de que Neurocirugía y Oncología Pediátrica han dejado de prestarse como servicio en el HUVM. Además, Cirugía de Tumores Orbitarios ha desaparecido tras la jubilación del profesional con competencias en estas funciones, decidiendo que los que llevan a cabo esta labor en el HUVR asuman también los casos del HUVM.
Realizando un esfuerzo de abstracción, y aplicando un cierto paralelismo de lo que ya está ocurriendo en otros servicios, seguramente en Rehabilitación y Fisioterapia pasarán cosas semejantes, bien se dejará de llevar a cabo de forma total o parcial este servicio (por ejemplo, igual deciden que solo haya una unidad de Fisioterapia en Malformaciones Congénitas) o que, como ya está pasando, no se asimilen plazas de fisioterapeutas tras la jubilación de algún compañero. Es decir, esto podría traducirse en aumento de listas de espera, en desequilibrios en los servicios que se ofrecen al ciudadano, en desigualdades sociales, en disminuir el ya mermado número de plazas de Fisioterapia en la Sanidad Pública y, en definitiva, por tanto, en provocar un daño aún hoy difícilmente evaluable en la Salud Pública.
Pero, estas consecuencias potenciales de la fusión que comentamos para la Fisioterapia, aún hoy son solo especulaciones que podemos realizar, pues no se conoce de claramente el contenido de este proyecto que ya está aplicando la Junta de Andalucía para realizar esta fusión, ni tampoco conocemos los estudios de impacto de esta fusión en la Sanidad Pública en Sevilla y en Andalucía, al igual que no se sabe cuál es el calendario en el que se llevarán a cabo estas estrategias de convergencia, por ahora, parece ser que bastante involuntaria, de muchas especialidades y servicios en la sanidad pública.
Todo lo que podemos ir sabiendo es a través de las plataformas sindicales y de los testimonios de fisioterapeutas que nos llegan al colegio y que se quejan amargamente de que este tipo de acciones se estén llevando a cabo sin contar con los profesionales que, de verdad, pueden valorar cuáles pueden ser las consecuencias de estas medidas y que, por otro lado, son los que podrían proponer alternativas de optimización y sostenibilidad de los servicios sin menoscabo de los derechos de los profesionales ni prejuicio para los/as ciudadanos/as. El desconocimiento de estas estrategias es lo que, quizá, más ha dolido a todos los colectivos, FACUA ya iniciaba sus diálogos con las instituciones en mayo de 2013 y tenía la intención de publicar un estudio sobre el impacto que esta fusión podría tener, aunque a día de hoy, aún lo estamos esperando.
Quizá ésa sea una de las quejas más recurrente desde que se levantó el polvorín de protesta social contra la fusión: la incertidumbre y el desconocimiento. Esta queja, sin embargo, ha hecho posible algo realmente difícil en los tiempos que corren, y es poner de acuerdo a muchos organismos e instituciones, por ejemplo, ha unido a todos los sindicatos sanitarios en una plataforma que lleva ya meses pidiendo la paralización total de este proyecto. Uno de los sindicatos con mayor fuerza en las instituciones es el SATSE, que antes de iniciar las vacaciones de verano “retaba al gerente de los HVM y HVR a convocar un referéndum sobre la fusión”.
Ante la incertidumbre de esta fusión, 13.000 trabajadores se han sentido amenazados y presionados, se están recopilando firmas, se han realizado actos de protestas y movilizaciones en la calle y no dejamos de ver carteles “contra la fusión” por casi todas partes. Entre los actos cabría destacar el llevado a cabo el 23 de Mayo de 2013, acto en el que 8.000 profesionales del Virgen del Rocío, 5.000 del Virgen Macarena, asociaciones de pacientes y consumidores, entidades vecinales y usuarios en general estaban convocados a la que se ha denominado marcha blanca contra la fusión de los dos hospitales de Sevilla y que tuvo un significativo impacto mediático.
Así y todo, parece que este proyecto de fusión ya no es un proyecto, y que la Fisioterapia entra en el primer lote como servicio para experimentar qué es eso de la fusión y cómo va a afectar a los profesionales, a los distintos ámbitos de atención a la salud definidos en cada hospital y al usuario.
Consideramos que la existencia de dos grandes Hospitales en Sevilla, dotados de las máximas prestaciones, o de las prestaciones solo suficientes, que no por ello adecuadas en Fisioterapia, no es a nuestro juicio, un lujo o un despilfarro. Todo lo contrario. Cada uno de los dos hospitales afectados atiende a una población mayor que algunas provincias de Andalucí­a que seguirán teniendo su Hospital.
Además, si consideramos experiencias previas de otros países con modelos de salud semejantes al nuestro, podemos recordar que en el Reino Unido se inició en la década de los años 80 una reforma sanitaria basada en la fusión de hospitales, dando como resultado todo un descalabro económico y un fracaso a nivel asistencial.

Por todo esto, entendemos que las instituciones colegiales deben trabajar por solicitar a la Consejería que ponga sobre la mesa este proyecto de fusión que nos permita estudiar de forma conjunta el impacto de estas estrategias de unificación, especialmente, en áreas como la Fisioterapia, que han tenido que atravesar un gran desierto en muchos momentos del desarrollo legislativos de nuestra profesión y que, una cuestión, quizá para muchos de menor relevancia como una ésta, puede afectarnos de forma muy importante, pero no solo a nosotros, sino sobre todo a los usuarios y a la salud pública, pues hay más de un millón de ciudadanos afectados por esta situación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario